1 ago. 2011

Con las vueltas que da la vida, aprendes a confiar en poquita gente y contarla con dos dedos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario